Platinum Collection es una sociedad que nació del conjunto de experiencias de sus componentes, sea socios sea colaboradores de cualquier nivel. Nuestras raíces se hunden en un pasado suficientemente lejano como para garantizar competencia y profesionalidad en un sector que se ve demasiadas veces maltratado por la situación económica internacional, por leyes no adecuadas y por la escasa preparación de unos profesionales improvisados sin escrúpulos.
Nuestra actividad se divide en dos ámbitos, perfectamente complementares: la editoría, que a través del papel transmite con elegancia y estilo la imagen de cada artista y de sus productos, sus obras, sea tradicionales por estilo o técnica, sea más conceptuales y de vanguardia. El otro ámbito es aquél de las exposiciones, con que llevamos directamente al público las obras de los artistas que colaboran con nosotros.
Desde los primeros años de actividad hemos elegido los mercados internacionales, debido a que notamos más interés hacia los artistas italianos en Francia o Inglaterra, así como hay más interés para artistas españoles o alemanes aquí en nuestras ciudades italianas. Quizás parezca un lugar común, pero cualquier artista que quiera obtener su propio espacio, sea cultural sea en el mercado, puede encontrarlo más fácilmente en un país que no es el suyo, probablemente debido a una objetividad mayor y a la ausencia de prejuicios provincialísticos muy arraigados en este sector.

Durante los últimos veinte años nuestra experiencia ha ido evolviendo, viendo la unificación de una Europa con raíces tan distintas entre países y tradiciones, hasta llegar hoy a miedos comunes de Norte a Sur y de Este a Oeste debidos a peligros económicos, culturales o hasta climáticos.

Hoy, por cierto, es absurdo para un artista pensar que podría tener éxito en Roma o Milán sin pasar por Londres o París, la gente se mueve cada vez más como los intereses culturales, y Europa se está transformando en un enorme área de público.

Luciano Massarelli

Nuestro catálogo en cinco idiomas en 1996 parecía una inútil exageración, hoy podemos decir tranquilamente que sólo anticipó los tiempos, tal como nuestras exposiciones en:

  • Madrid, en el Instituto Egipcio
  • Francoforte, en la Galerie Raphael 12
  • Londres, Chocolate Factory
  • París, Espace Kiron
  • Milán, Palazzo del Senato
No son más que un instrumento cada vez más indispensable de visibilidad, de divulgación cultural para la búsqueda de nuevos mercados de arte contemporáneo.

Inauguración de una exposición de arte italiano en Bruselas- Espace Moselle

Hablando agradablemente de arte con el crítico italiano Vittorio Sgarbi